top of page

#36 Sistemas por encima de los Objetivos

A medida que nos acercamos al final del año, es común que todos nos planteemos nuevos objetivos para el próximo. Ya sea mejorar nuestro estado físico, llevar una alimentación más saludable, embarcarnos en nuevos proyectos o explorar pasiones, viajar más, ahorrar más dinero, la lista es infinita. Sin embargo, ¿cuánto tiempo pasa antes de que nos demos cuenta de que esos objetivos parecen inalcanzables y los abandonemos por completo?


Qué pasa si te dijera que te olvides de los objetivos por un momento, ¿qué tal si nos enfocamos en algo diferente? ¿Y si nos concentramos más en la creación de sistemas sólidos en lugar de fijarnos metas específicas? Esta estrategia, defendida por un autor que admiro profundamente (cuyo libro mencionaré al final), esta en el top 3 de los mejores libros que leí.


Cuando hablo de SISTEMAS en lugar de OBJETIVOS, me refiero a la suma de hábitos diarios que llevamos a cabo. Es como el famoso ICEBERG: los objetivos son la punta que sobresale del agua, mientras que los sistemas son la masa sólida que se encuentra debajo, impulsándonos hacia adelante.


Para ilustrar esto, consideremos el objetivo de un entrenador deportivo profesional. Su OBJETIVO puede ser ganar un campeonato, y el SISTEMA involucra la contratación de jugadores, entrenamiento, descanso, alimentación, y más. De manera similar, si tu OBJETIVO es entrenar tres veces por semana por la mañana, el SISTEMA podría incluir preparar la ropa la noche anterior, tener los zapatos deportivos cerca de la cama, acostarse más temprano la noche anterior, comprometerte con un amigo que vas al otro día y asegurarte de tener una membresía en un gimnasio que te motive.


Entonces, la primera pregunta que surge es: ¿y si nos enfocamos más en la creación de sistemas sólidos para acercarnos a nuestros objetivos deseados?


Pero aquí viene una pregunta crucial para algunos: "Tengo mi objetivo, pero no sé cómo crear un sistema que lo respalde". Desglosemos esto:

1. Identifica claramente el objetivo que deseas lograr.

2. Divide ese objetivo en pequeños hábitos diarios. ¿Qué acciones consistentes te ayudarán a alcanzar tu objetivo?

3. Enfócate y repite esos pequeños hábitos a lo largo del tiempo. (No tiene que ser perfecto)


Estas acciones repetitivas te conducirán inevitablemente hacia la consecución de tus metas. Imagina que tu objetivo es leer 30 libros en un año. El sistema podría comenzar con leer una página antes de dormir, luego a las 2 semanas aumentar a 2 páginas por noche y así gradualmente. Si tu objetivo es mejorar la forma física, el sistema se centraría en el enfoque del entrenamiento, el tipo de ejercicios, el seguimiento y los hábitos implementados.


La clave de esta estrategia es encontrar pequeños hábitos, incluso los más simples, que, cuando se suman, contribuyan al logro del objetivo final. Hábitos que no requieran un esfuerzo abrumador al principio, sino que sean simples y alcanzables. Con el tiempo, notarás cambios significativos y podrás incorporar nuevos hábitos para seguir acercándote a tus metas.


Finalmente, reflexionemos sobre el hecho de que los objetivos, una vez cumplidos, a menudo terminan. Pero los sistemas perduran para siempre. Supongamos que alguien quiere perder 10 kg. Puede lograrlo con mucho esfuerzo, comiendo muy poco y con una mentalidad fuerte, pero es probable que una vez alcanzado, sea difícil de mantener. Un sistema sólido evita este problema.


Te invito a centrarte más en los sistemas que utilizas para cumplir tus objetivos, porque, al fin y al cabo, el objetivo es algo que deseas lograr. ¿Pero cómo se logra? ¿Dónde debes realmente enfocar tu atención? He tenido la oportunidad de trabajar con diversas personas como Coach en el último semestre, incluidos deportistas profesionales, y he notado que cuando comienzan a darle importancia al SISTEMA, los resultados llegan naturalmente. No es magia, es simplemente ajustar el enfoque cuando algo no funciona, porque en este mundo, estoy convencido de que todo lo que uno se propone es alcanzable.


Recuerda, no te pongas presión por hacer las cosas perfectas. ¡Uno de los caminos hacia el éxito está en los sistemas que construyes!


PD: El autor de este tremendo libro es JAMES CLEAR, el libro se llama HABITOS ATOMICOS, super recomendable.




3 Preguntas Reflexivas:

-¿Cómo podrías aplicar la estrategia de sistemas en tu vida para alcanzar tus objetivos?

-¿Cuáles son los pequeños hábitos que podrías empezar a implementar hoy mismo?

-¿Cómo crees que cambiaría tu enfoque si te centras en los sistemas en lugar de los objetivos?

Entradas Recientes

Ver todo

#52 Un Hasta Luego

Llegó  el momento que venía esperando, en el día previo a mi cumpleaños Nro 30 (19/04) llega el articulo 52 y ademas el sábado inicia una licencia larga luego de mas de un año Fue un año lleno de apre

#51 Repensar: El Poder de Cuestionar y Adaptarse

Una de las cosas que mas nos cuesta en esta vida es poder cuestionar nuestras propias creencias y opiniones como si fueran verdades incuestionables. Creemos que lo que creemos es la verdad y nos aferr

#50 El ABC para una vida exitosa

Este articulo trata de algo que en lo personal estaría dentro del ABC para vivir una vida como queremos, una vida exitosa y una vida donde tomamos responsabilidad de ella. Este articulo no habla desde

Comentarios


bottom of page